By los Profesores de Inglés, British Council en México

31 de Enero de 2024 - 15:49

Banner de la historia de Constanza y Camila, quienes estudian inglés en el British Council
¡Ayuda a tus hijos a descubrir su historia con el British Council!

En un mundo cada vez más globalizado se vuelve clave estudiar inglés, ya sea para viajar, comunicarse con otros, avanzar profesionalmente, impulsar la vida académica o migrar. Pero no tiene que ser algo aburrido ni tedioso, especialmente para los niños, quienes se benefician de actividades dinámicas para mantener el interés y la atención.

Estudiar inglés y divertirse: Constanza y Camila

Seguramente las clases que recuerdas con más cariño durante tu infancia no son las que implicaron pasar horas frente a un libro memorizando conceptos o vocabulario, sino en las que te divertías tanto que no veías la hora de tenerlas otra vez.

Aprendías sin darte cuenta y sin que fuera un esfuerzo titánico. Ese es el caso de Constanza y Camila Corral, dos hermanas que toman cursos de inglés para niños en el British Council.

La experiencia de Constanza

¿Sabías que los niños pequeños aprenden a través de una combinación de experiencias, interacción social, enseñanza estructurada y juego? Participar en actividades prácticas que les permitan explorar y comprender conceptos de manera tangible e interactuar con compañeros y profesores son excelentes opciones para que el aprendizaje sea efectivo.

Constanza, la más pequeña de las dos hermanas, ha asimilado las bases del idioma mientras se divierte. Por ejemplo:

  • Colores (yellow, black, pink, blue y orange).  
  • Animales (monkey, rabbit, elephant, giraffe y fox).  
  • Países (Mexico, Japan, Australia y Canada).  
  • Los números del uno al diez mientras cantaba Walking in the jungle, walking in the jungle, one step, two steps, three steps forward!

Con estas palabras ya puede ir armando oraciones y progresar poco a poco. Lo mejor de todo es que no tuvo que estar toda la clase mirando la pizarra para aprender, sino que se dio a través de canciones y juegos, gracias a lo que también se familiarizó con los saludos: Hello, hello, hello, how are you? I’m good, I’m great, I’m wonderful!

¿Y qué hay de Camila?

Al igual que su hermana, la parte favorita de Camila son las canciones, como One, two, three, four, five…The floor is lava!, los juegos, las actividades y manualidades.

Muchas veces cometemos el error de subestimar a los niños y creemos que solo estudian por insistencia de sus padres, pero ellos también van fijándose metas en el camino. Por ejemplo, Camila quiso “aprender inglés para poder ir a Disney y a otros países más”. Así van asociando películas, personajes o cosas que les entusiasman con la motivación de estudiar el idioma.

¿Te imaginas su cara de emoción cuando pueda ver a Mickey Mouse en los parques, conversar con él, entender lo que le dice, abrazarlo y pedirle una foto y un autógrafo? ¡Todo su esfuerzo habrá valido la pena!

Te puede interesar: juegos para aprender inglés y divertirte con tus hijos 

¿Por qué estudiar inglés con el British Council?

Además de pasarla bien en clase y conocer a sus personajes favoritos, hay otras razones para estudiar inglés, como dice Araceli Gallardo, la mamá de Camila y Constanza: “quiero que aprendan inglés porque es muy importante. Pueden hablar con personas de otros países y en un futuro, cuando sean grandes y quieran trabajar, podrán hacerlo en cualquier lado”.

¿Y qué mejor que aprender jugando? En el British Council aprovechamos todas las ventajas de la ludificación: 

  • Los elementos como puntajes, niveles y logros pueden ayudar a mejorar la retención y comprensión de la información.
  • Los alumnos trabajan juntos para alcanzar objetivos comunes o compiten de manera amistosa, lo que fortalece las relaciones y promueve un sentido de comunidad.
  • Los juegos suelen proporcionar retroalimentación inmediata sobre el rendimiento.
  • Estimula la creatividad y resolución de problemas al presentar desafíos y recompensas.
  • Se adapta a diferentes estilos de aprendizaje y preferencias individuales.

¡Anima a tus hijos a escribir su historia con el British Council! 

¿Qué esperas para que tus hijos escriban su historia con el British Council?