En agosto del 2017, el British Council en colaboración con Oax-i-fornia y la curadora Ana Elena Mallet, lanzó Crafting Futures México, una colaboración experimental que estimula un diálogo creativo entre un diseñador británico, un diseñador mexicano y dos diseñadores emergentes locales, para trabajar con un selecto grupo de artesanos en Oaxaca.

Reconocida por la UNESCO en 1987 como Patrimonio Cultural de la Humanidad, Oaxaca es una de las entidades que más representan el legado artesanal de México en el mundo;  la enorme diversidad de pueblos indígenas enriquecen esta disciplina con todo tipo de técnicas creativas en barro, madera, piedra y algodón, por mencionar algunas.

Crafting Futures México llega a la Ex – Hacienda Guadalupe de Oax-i-fornia, uniendo a los diseñadores Billy Lloyd (UK) y Juan Pablo Viedma (MX), con dos diseñadores locales emergentes, Zaid Esperón y Eduardo Barrita, quienes en equipo colaboraron con las artesanas Macrina y Amalia Mateo (barro rojo) y la familia Gómez Cruz (palma). La residencia tuvo una duración de tres semanas durante las cuales se generaron nuevas metodologías de diseño como herramientas de cambio social a través de la producción artesanal. 

Siendo un intercambio intelectual y creativo, el programa crea un espacio compartido de interacción y de creación creativa donde se buscan metas y objetivos en común que generen mejores prácticas y fomenten la colaboración entre iguales.

Equipo de deiseñadores y artesanas de Reino Unido y Oaxaca en Crafting Futures
El equipo de Crafting Futures México en Oaxaca
Crafting Futures artesanas de Oaxaca con diseñadores de México elaborando un tejido de milpa.
Crafting Futures artesanas de Oaxaca y diseñadores de Reino Unido elaborando artesanías de barro.
Crafting Futures muestra de artesanías montada en Oaxaca

Crafting Futures incentiva el replanteo de la forma tradicional,  los materiales y las técnicas por medio del experimento y el juego, sin suplantar el lenguaje y las visiones tradicionales de las artesanías, si no, enriquecer al crear y buscar alternativas en lo que ya existe.

Los objetos producidos durante la residencia podrán ser replicados  por los artesanos, quienes conservan los derechos de reproducción, fomentando así una expansión en la comercialización de sus productos, así como la diversificación de los mismos. 

Los resultados de este interesante intercambio cultural entre México y el Reino Unido fueron exhibidos en Tienda Q, Oaxaca en el mes de agosto y en el Museo Franz Mayer en el mes de octubre, en el marco del Abierto Mexicano de Diseño 2017,  un festival internacional dedicado al diseño y que tiene como objetivo principal impulsar a los diseñadores locales exhibiendo sus propuestas en múltiples recintos culturales del Centro Histórico de la Ciudad de México.