By los expertos en el examen de inglés IELTS, de British Council en México

10 de Agosto de 2023 - 08:48

Mujer se prepara para el IELTS en computador

Sabemos que es muy común ponernos nerviosos al presentar un examen importante, incluso si dedicamos horas de estudio. Para que la ansiedad no te paralice, te damos cinco tips para el manejo del estrés cuando presentes tu examen IELTS en México y demuestres todo lo que aprendiste.

Acércate a tus metas profesionales y académicas con el examen IELTS

Consejos para el manejo del estrés en el IELTS  

A pesar de que los exámenes de certificación de un idioma generan presión por la importancia que tienen para cumplir metas profesionales, académicas o personales, sabemos que cualquier prueba puede ser estresante. Por lo tanto, te daremos recomendaciones para estar más relajado y confiado.  

Prepárate para el examen 

Aunque sepas inglés, es necesario que te prepares específicamente para el examen que vas a presentar, en este caso el IELTS. Muchas veces no es suficiente con tener un buen nivel, sino que debes familiarizarte con el formato del examen y aprender a responder el tipo de preguntas formuladas ahí, para alcanzar un resultado exitoso.  

  • Conoce las secciones que tiene la prueba (Listening, Speaking, Writing y Reading). Anticípate al tiempo disponible para cada una, de modo que establezcas un ritmo al responder.   

  • Hay quienes prefieren empezar por las preguntas más sencillas, para destinar más tiempo a las difíciles, o por el contrario, les es más cómodo salir de lo complicado primero.   

  • No uses estructuras muy complejas, que ni siquiera te son familiares en español, al escribir un ensayo o en la parte oral. A veces esto ocasiona que se enreden las ideas, así que es más seguro ir por el camino más sencillo posible.   

  • Llega con suficiente tiempo de anticipación al examen, si es presencial, o verifica tus implementos tecnológicos para prever cualquier problema de conexión o técnico, si es online. No pierdas ventaja en este aspecto.  

  • Sé realista con los resultados que esperas obtener según tu nivel de inglés. Si llevas poco tiempo estudiando, no es tan factible que alcances C1 o C2. Es un proceso de paciencia y práctica.  

  • Además de tomar un curso oficial, puedes apoyarte en herramientas día a día para ir fortaleciendo distintas habilidades. Por ejemplo, puedes escuchar un podcast en inglés, leer un libro del género de tu preferencia (con diez páginas diarias es más que suficiente), practicar con un amigo, etc. También hay webinars gratuitos, aplicaciones móviles y simulacros que te pueden ayudar. 

Mujer tomando un curso para prepararse para el IELTS

¿Cómo deberías estudiar?  

Si no quieres estar corriendo a última hora y sobrecargándote de información, hay que estudiar con antelación. Es clave encontrar el método que mejor se adapte a tus necesidades. Acá hay algunas recomendaciones que podrían ser útiles: 

  • Crear fichas de estudio, especialmente para el vocabulario. Esto ayudará a que el proceso de memorización sea más dinámico y efectivo.  

  • No basta con quedarnos en la teoría, por lo que los ejercicios de práctica son esenciales. No solo hagas las tareas de la clase, explora otras opciones por tu cuenta. 

  • Opta por reglas mnemotécnicas. Se trata de asociar un concepto complejo con otro que sea más sencillo de recordar. Así, si existe algún bloqueo, podrás salir de él más rápido.  

  • No estudies por bloques de tiempo tan prolongados, ya que habrá cansancio mental. Es preferible establecer metas más cortas y tomar pequeños descansos, así estarás más fresco. 

Dormir bien

¿Sabías que dormir bien es esencial en cualquier proceso de aprendizaje y contribuye al manejo del estrés?

  • Después de descansar, la capacidad de concentración y retención de la información mejora. No es lo mismo estudiar luego de una noche de sueño reparador que hacerlo trasnochado. 

  • Dormir bien te permitirá tener un desempeño óptimo el día del examen, por lo que no es recomendable desvelarse la noche anterior por repasar conceptos, pues te sobrecargarás de información.

  • Mientras duermes, lo más importante que aprendiste o estudiaste en el día se va consolidando. 

  • Tendrás mejor ánimo y manejo del estrés, así como control emocional.

  • Recuerda adaptar el espacio para propiciar el descanso. La habitación debe tener una temperatura ideal, ni muy caliente ni muy fría. También puedes tomar un baño que te relaje.  

Técnicas de relajación para el manejo del estrés 

Hoy en día existen miles de técnicas de relajación y atención plena que pueden ser muy útiles para el manejo del estrés. Te compartimos algunas formas de meditar, incluso si no hay mucho tiempo:

  • Concéntrate en la respiración. Cuenta del uno al diez en cada inhalación y exhalación. La idea es que lo repitas las veces que sean necesarias por diez o 15 minutos. Otra opción es imaginar que tu mente es un cielo azul y los pensamientos son las nubes que pasan. Puedes observarlos, así como las sensaciones que te producen, sin engancharte con alguno en especial.

  • Visualiza cosas positivas. Imagina que la luz se expande por tu cuerpo, desde la cabeza hasta los pies. Piensa en lo bueno que podría pasarte, porque lo mereces y has trabajado duro por ello.  

  • Anota tus pensamientos. Llevar un diario o registro escrito de lo que sientes en el día a día puede ser muy liberador y ayudarte a exteriorizar lo que te está causando ansiedad. Es excelente para el manejo del estrés.  

  • Acepta que puedes cometer errores en el examen, pero sé consciente de todo el esfuerzo que hiciste al estudiar, de los conocimientos que tienes y confía en tus capacidades. 

Mover el cuerpo

Hacer ejercicio es excelente para el manejo del estrés. El hecho de bailar, correr, ir al gimnasio, hacer yoga o simplemente salir a caminar nos ayuda a despejar la mente. Esto se refleja en un mejor desempeño de otras labores, como el estudio y el trabajo. Aquí enumeramos algunos beneficios de practicar una actividad física que disfrutes:  

  • Mejora el ánimo y ayuda con la ansiedad y la depresión, pues se produce serotonina y dopamina, entre otras hormonas que favorecen el estado de ánimo y la salud mental. Si tienes la mente clara, te irá mucho mejor en el examen. 

  • Te permite tener un sueño más reparador y descansar mejor, que, como mencionamos antes, optimiza el desempeño académico. 

  • Puedes concentrarte más en el día y recordar más cosas, lo que se traduce en beneficios para el proceso de aprendizaje y estudio. 

¿Cómo y por qué se manifiesta la ansiedad por un examen? 

Si bien es normal que te sientas algo nervioso ante un evento importante, como una presentación, entrevista, hablar en público o presentar un examen, cuando la sensación es excesiva puede interferir con el resultado. 

Por ejemplo, hay personas que se bloquean y les queda la mente en blanco, otras pueden tener dolor de cabeza o de estómago, sudar mucho, les tiemblan las manos, sienten el corazón acelerado y respiran más rápido. 

Por lo general, esto sucede porque cargamos con mucha presión interna y externa, así que se produce adrenalina. En otras palabras, es una manera de reaccionar ante el “peligro” o de anticiparnos a una situación estresante.

También es frecuente pensar en lo peor que podría pasar, lo que alimenta los miedos, o que no tengas suficiente confianza en ti mismo. Del mismo modo, les pasa más seguido a las personas perfeccionistas, es decir, quienes se estresan si no sacan la nota más alta o tienen dificultad para aceptar sus errores. 

¡Ya estás listo para el día del examen!

Después de todo lo que hemos analizado, vemos que el manejo del estrés es fundamental para preparar el IELTS y rendir bien el día del examen. Si te dejas vencer por la ansiedad o el temor, puedes entorpecer los resultados. Por eso, te invitamos a seguir los consejos que te dimos y lo último que queda es relajarse y premiarse por todo el esfuerzo.

¡Consulta las fechas disponibles y reserva tu examen IELTS con el British Council hoy mismo!